El tesoro de Kapuscinski

Publicado: 13 de diciembre de 2012 de Llanos de la Rosa en Llanos de la Rosa, Práctica 3, Prácticas individuales
Etiquetas:, , ,

Llanos de la Rosa
PR03_KAPU_141212_LlanosdelaRosa

 

 

 

Rysazrd Kapuscinski

Rysazrd Kapuscinski

Los que queremos vivir algún día del periodismo nos asustamos casi a diario al escuchar  las teorías sobre la doble crisis a la que nos enfrentamos: la económica y la de modelo de producción. Pero pocos son los que ven el tercer conflicto, el que más debería aterrarnos. La crisis de valores. Las nuevas vías de comunicación aumentan la necesidad de la inmediatez. Informar parece una carrera en que la meta consiste en ser el primero  en llegar a Twitter con la foto, aunque sea de baja calidad. O en ser la primera televisión que realiza una conexión en directo con el lugar de los hechos, a pesar de que todavía no se haya confirmado la noticia. O, peor aún, ser el primero en contarlo sin estar siquiera en el escenario de la noticia. Esta inmediatez no es mala si se es consciente de que lo que contamos es real, y, por supuesto, si después se continúa ahondando en la noticia para encontrar todas las respuestas sobre ella.

Beata Nowacka, biógrafa del autor.

Beata Nowacka, biógrafa del autor.

Eran otros tiempos, pero los valores que dejó Kapuściński con sus trabajos son imperecederos. O al menos deberían serlo. De entrada, el autor polaco se graduó en Historia, no para estudiar el pasado, sino para formar parte de los acontecimientos de su presente que serían Historia. Así lo confirmaba Beata Nowacka, una de las biógrafas de Kapuściński, a los alumnos de periodismo de la Universidad Miguel Hernández que acudieron a su charla en inglés.  “Kapuściński no quería estudiar desde las bibliotecas”, explicó Nowacka. Por eso, el reportero se trasladó a África en los años clave de las revoluciones que se dieron en el continente a lo largo del siglo XX. Su biógrafa apostilló que el periodista decidió visitar “países exóticos, en el sentido político”.

Libro de fotografías de África de Kapuscinski

Libro de fotografías de África de Kapuscinski

Sin embargo, la principal enseñanza que legó Ryszard Kapuściński no fue la de impulsarnos a viajar al centro de la historia. Es otra mucho más profunda y que nos abrirá más puertas: la humanidad. Beata Nowacka recordó que Kapuściński consiguió muchos más “tesoros” (noticias) molestándose en conocer a aquellos que vivían en ese mismo centro de la noticia. “Todo lo que él podía conseguir, venía de otras personas. El periodista necesita a los otros”, señaló Nowacka.  Para él, ser periodista era una misión. La de dar voz a aquellos que no la tenían, aunque no estuvieran en el centro de los “eventos ruidosos”, como él los denominaba. Esto se consigue siendo empático, sin miedo ante el esfuerzo y la inquietud. De esta forma, “se construye la mayor riqueza de un periodista: su credibilidad.

comentarios
  1. Me ha encantado tu entrada, ¡es muy bonita!

  2. ¡Que bonita Llanos! Me ha gustado mucho el enfoque que le has dado, estaba leyendo tu entrada en busca de inspiración…¡y me ha ayudado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s